Chile: a 47 años del golpe a Allende

Históricos sep. 16, 2020

El pasado 11 de septiembre se conmemoraron los 47 años del golpe de Estado a Salvador Allende en Chile, quien fue derrocado por las Fuerzas Armadas bajo órdenes de Augusto Pinochet

El 4 de septiembre de 1970 triunfa en Chile el candidato presidencial Salvador Allende bajo el Partido Socialista de Chile. Este proponía la vía de una revolución pacífica que buscaba instaurar el socialismo. El gobierno decretó, entre 1970 y 1971, la nacionalización del cobre, del sistema financiero y de diversas empresas extranjeras y, a la par, impulsó un Plan de Reforma Agraria para repartir los latifundios a los campesinos sin tierras y proyectos populares de salud y educación pública y gratuita. Sus políticas, poco a poco, debilitaron la economía de Chile y la escasez de alimentos era la protagonista.

Allende, si bien contaba con el apoyo de bases populares, se enfrentó a las clases dominantes y al gobierno de Estados Unidos, quienes se veían amenazadas por la transición al socialismo.

El 11 de septiembre de 1973,  Allende ingresó temprano al Palacio de la Moneda, en Santiago de Chile. Antes de escuchar la primera proclama de los militares, el Presidente ya sabía que las fuerzas intentaban destituirlo pidiendo su renuncia, ante lo que el mandatario se negó.

Alrededor del mediodía, tanques y aviones de las Fuerzas Armadas, bajo órdenes del General Augusto Pinochet y con respaldo del gobierno norteamericano, abrieron fuego contra la sede del Presidente. El Ejército lanzó bombas incendiarias y gases lacrimógenos. Cuando ingresaron, Allende ya se había suicidado.

Las Fuerzas Armadas que protagonizaron el golpe sostenían que su objetivo era "salvar la democracia del totalitarismo marxista". Clausuraron el Parlamento por decreto, declararon el Estado de sitio y el toque de queda, prohibieron las manifestaciones sociales e intervinieron las universidades.  

Obtenida de: El País

El instrumento central para mantener el orden social y político fue la Dirección Nacional de Inteligencia. Era una policía secreta con facultades casi ilimitadas, orientada a detectar, detener sin juicio y eliminar a quienes consideraban como enemigos del régimen. Para 1980, la dictadura se había cobrado alrededor de 1.300 vidas, más de 2.000 detenidos y desaparecidos, 164.000 chilenos exiliados y 150.000 mil presos en campos de detención.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.