Cuba intenta frenar crisis económica con tiendas dolarizadas

Cuba jul. 22, 2020

La medida abre la brecha en un país comunista, donde una parte de la población tiene la posibilidad de adquirir bienes y servicios en divisas y otra parte que se debe conformar con el ingreso en moneda local y la carencia

Cuba abrió este lunes  20 de julio tiendas que venden gran cantidad de productos en monedas extranjeras y eliminó el gravamen al dólar estadounidense, medidas que intentan frenar la crisis económica que atraviesa el país, apostando al proceso de captación de divisas y contrariando, en gran medida, los principios que rigen el sistema político-económico impuesto por el régimen castrista.

El panorama social que se vive en los primeros días del "estreno" en la isla es repetitivo. Largas filas de personas que se agolparon a las puertas de una media docena de comercios dedicados a la venta de alimentos y productos de aseo  personal bajo la modalidad de dólares.

La medida abre la brecha en un país socialista, donde una parte de la población tiene la posibilidad de adquirir bienes y servicios en divisas y otra parte que se debe conformar con el ingreso en moneda local y la carencia.

Para cancelar, los ciudadanos pueden pagar la la mercancía mediante tarjetas nacionales o extranjeras con respaldo en monedas duras, está prohibido el efectivo.

la tienda de Camagüey y Boyeros, reconocida entre los habitantes, se vislumbraron productos que no están en los comercios de moneda nacional: Detergentes, picadillos de pollo, carne de res o conservas enlatados.

El régimen aseguró que se mantendrá en las tiendas la posibilidad en pesos convertibles o CUC -oficialmente en paridad con el dólar- y en pesos cubanos -24 por un CUC-, las otras dos monedas circulando en la isla. Según reseña la prensa AP.

Se respaldará y mantendrá la libreta de abastecimiento por la cual cada persona recibe cuotas de alimentos básicos como arroz, frijol, algo de pollo o carne, leche —niños: un litro diario hasta los siete años— o café y azúcar.

Crisis de abastecimiento

El desabastecimiento en Cuba se agudizó desde mediados del año pasado, cuando la administración del presidente estadounidense Donald Trump aumentó las sanciones para presionar un cambio de modelo político en la isla. En claro contraste con las política implementada en el gobierno de Barack Obama en el que ambas naciones tuvieron un primer acercamiento luego de medio siglo en conflicto.

El caldo de cultivo de la crisis económica incluye también el crecimiento del Producto Interno Bruto cercano a cero, la falta de productividad y la tendencia a importar más que a producir.

A la lista se suma la pandemia declarada por el Covid-19  que dejó a Cuba sin los ingresos de turismo y recortó el envío de remesas, dos rubros claves para mantener en pie la economía.

Así, las largas finas y la carencia de alimentos y productos básicos fue apareciendo de nuevo en el país.

Ahora sí es aceptado

En 2004 el dólar se retiró de las calles. Su circulación estuvo prohibida. No fue hasta finales de 2019 cuando se retomó un proceso de dolarización en Cuba bajo la modalidad de venta en divisas extranjeras para electrodomésticos.

Este primer acercamiento trajo como consecuencia el aumento del precio del dólar en el mercado negro, pues los bancos tampoco ofrecían divisas a los ciudadanos.

La venta en modalidad de divisas extranjeras para alimentos y productos de aseo personal fue anunciada recientemente y en menos de una semana las tiendas mostraron una alta variedad de bienes.

Esta sería, entonces, nueva estrategia del líder comunista Miguel Díaz-Canel para generar ingresos y contribuir al abasto de la población cubana.

Redacción

Medio de comunicación | La política de América Latina en tus manos.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.