Golpe al ELN en Colombia

EnContexto oct. 03, 2021

Dicha guerrilla está inspirada en el revolucionario Ernesto 'Che' Guevara, la revolución cubana y la Teología de la Liberación, una corriente de la Iglesia católica a favor de los pobres. El ELN acumula casi 60 años de un infructuoso levantamiento armado

El cabecilla rebelde del Ejército de Liberación Nacional (ELN), cuyo verdadero nombre es Ogli Ángel Padilla Romero, fue encontrado moribundo en la selva del departamento de Chocó (noroeste de Colombia), donde había sido el objetivo de un bombardeo el 18 de septiembre, que dejó siete muertos y varios heridos. Murió, tras ser tratado en un hospital, según informó a medios de comunicación el ministro de Defensa Diego Molano.

"Fue ubicado herido, cubierto con arbustos y vegetación en el día de ayer (lunes, 27 de septiembre de 2021). Estaba muy cerca del lugar donde ocurrió la operación aérea", dijo Molano. Luego falleció mientras recibía atención médica en la ciudad de Cali.

Las autoridades sospechaban que el comandante estaba en el campamento atacado, luego de encontrar sus pertenencias en medio de los cuerpos de otros siete guerrilleros abatidos.

El Chocó es uno de los bastiones de la guerrilla guevarista, la última activa de Colombia tras el acuerdo de paz de 2016 que desarmó a las FARC. Alias “Fabián” encabeza el denominado Frente de Guerra Occidental, el segundo de mayor expansión tras el histórico pacto.

Padilla ingresó a la guerrilla como adolescente y hacía parte de un sector radical de la organización que reivindica el tráfico de cocaína en sus zonas de influencia y los secuestros como fuentes de recursos para la insurrección. Contra él existía una orden de captura por los delitos de rebelión, secuestro y homicidio agravado por el asesinato de una líder indígena.

Su muerte es el golpe más importante al grupo rebelde desde que "Uriel", una de las figuras más mediáticas del ELN, quien fuera abatido en octubre de 2020 en la misma región.

La espesa selva del Chocó es el epicentro de una disputa territorial entre esa guerrilla y el Clan del Golfo, la mayor banda narcotraficante del país heredera del paramilitarismo.

A Fabián se le asocia con el coche Bomba dónde Duque sepultó los famosos "diálogos de paz" realizados por Santos. Desde dicho momento, los combates con los guerrilleros no dan tregua, operaciones militares encubiertas, de inteligencia y con toda la tecnología necesaria han facilitado a las Fuerzas Armadas de Colombia dar golpes fuertes al ELN en todos sus frentes. Dicha guerrilla está inspirada en el revolucionario Ernesto 'Che' Guevara, la revolución cubana y la Teología de la Liberación, una corriente de la Iglesia católica a favor de los pobres. El ELN acumula casi 60 años de un infructuoso levantamiento armado.

ELN y Venezuela

Tras el bombardeo, las autoridades Colombianas ratifican que el ELN opera libremente en Venezuela y que su centro de operaciones es auspiciado por el régimen de Nicolás Maduro.

"Con la neutralización de esta estructura se truncan los planes que tienen desde Venezuela de expandir las actividades criminales del ELN en Colombia, buscando afectar de esta manera también no sólo el Chocó, sino el Valle del Cauca y Nariño (suroeste)", dijo Molano a la prensa tras anunciar la muerte del líder criminal.

El Gobierno colombiano sostiene que desde Venezuela se busca afectar a Colombia con acciones ejecutadas por grupos disidentes de la antigua guerrilla de las FARC y el ELN, cuyos cabecillas, asegura, se refugian en territorio venezolano con el permiso de Nicolás Maduro.

Si mal no recordamos, durante estos 22 años del Gobierno Chavista-Madurista, las acusaciones van y vienen: desde Venezuela acusan al ex presidente Uribe y al presidente Duque de ejecutar planes paramilitares y, desde Colombia, los gobiernos de Uribe, Santos y Duque han acusado al venezolano de auspiciar, alimentar, proteger y salvaguardar en su territorio a los grupos Guerrilleros.

No podemos olvidar cuando Chávez declaró a las FARC grupo beligerante

La Octava Brigada declaró en un comunicado que una unidad del Ejército fue atacada por el ELN con explosivos, ráfagas de fusil y ametralladora, en la zona rural de Juju, del municipio de Arauquita, y que "cinco militares fueron asesinados y seis resultaron heridos". Ante esto, el mandatario colombiano condenó el asesinato de los militares y aseguró que el ataque fue planeado en Venezuela por el ELN y las disidencias de las FARC.

"Nos duele el asesinato y lesión de varios de nuestros héroes. Esto, claramente, se trata de un acto entre ELN y las disidencias de las FARC planificado desde Venezuela", escribió Duque en Twitter.

El presidente colombiano también aseguró que la emboscada de este sábado se debe a la presión militar que se está ejerciendo contra esos grupos, al tiempo que ordenó al comandante del Ejército, general Eduardo Zapateiro, desplazarse al lugar "para atender la situación".

Colombia denuncia reunión entre exFARC y narcos en Venezuela

“Lo tenemos totalmente probado tanto por testigos como con elementos técnicos recolectados en los procesos judiciales, con dispositivos técnicos incautados en las operaciones”, dijo el viernes a la prensa el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía de Colombia, sin mostrar dichas pruebas.

Vargas agregó que en dichas reuniones con narcos mexicanos habrían participado dos jefes de la denominada Segunda Marquetalia: Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”; y Luciano Marín, alias “Iván Márquez”, exnegociador del proceso de paz entre la guerrilla y el gobierno colombiano que se firmó hace cinco años.

Esta información se dio a conocer después de una reciente operación militar en la que fue neutralizado Almin Rada Rada, alias “Brandon”, quien habría sido la mano derecha de “El Paisa” y de quien habría recibido órdenes directas.

Las cifras de las Fuerzas Militares de Colombia indican que la mitad de los 2.350 combatientes del ELN están en Venezuela, así como un 30% del total de los 2.400 de las disidencias de las FARC

"En total en los estados de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, calculamos que puede haber entre unos 1.100 y 1.200 bandidos del ELN y de las disidencias de las FARC aproximadamente unos 700", dijo el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, en una entrevista con Reuters el miércoles en la tarde.
"Es un factor de inestabilidad que la retaguardia estratégica de estas estructuras esté en los estados limítrofes venezolanos. Eso hace que sea difícil obviamente combatirlos, que sea complejo", explicó el oficial quien sostuvo que las Fuerzas Armadas de Venezuela no los persiguen.

Al mismo tiempo, el ELN y bandas criminales como el Clan del Golfo, conformadas por antiguos paramilitares de derecha, comenzaron a disputarse el control territorial de zonas selváticas y montañosas estratégicas para el narcotráfico que habían abandonado las FARC y a las que las disidencias regresaron.

Navarro dijo que unos 80 venezolanos hacen parte de las disidencias y 180 del ELN

El oficial aseguró que comandantes de las disidencias de las FARC como Iván Márquez, Hernán Darío Velásquez y Henry Castellanos, que conforman la Segunda Marquetalia, se encuentran en Venezuela, al igual que Gustavo Aníbal Giraldo, alias Pablito, del ELN.

Venezuela que dice

"El Gobierno de los falsos positivos, de las masacres, el Gobierno que deshizo la paz y revivió la guerra, el que persigue y desaparece líderes sociales, y apaga las protestas con plomo, insiste en desviar la atención. Todo nuestro rechazo a este personaje y sus oscuras maniobras", expresó Ñáñez en su cuenta de Twitter.

Padrino López, ministro de Defensa del régimen madurista, también expresó su solidaridad en su cuenta de Twitter: "Lamento la pérdida de los soldados colombianos que también son víctimas de la política genocida y traidora de la oligarquía colombiana. Seguimos haciendo votos por la paz en Colombia".

En tanto, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se solidarizó con Colombia tras el ataque. "La FANB, se solidariza con el pueblo colombiano por los sucesos en donde perdieron la vida dignos soldados del Ejército de Colombia; hacemos votos por la paz de Colombia y el cese de la violencia que durante décadas ha afectado tanto a los países vecinos cobrando vida de inocentes", publicó el equipo de prensa de las Fuerzas Armadas en Twitter.

Y entre silbidos de disparos informáticos que van y vienen entre Colombia y Venezuela, la población civil sigue siendo la más afectada, esa que se queda atrapada en el conflicto, la que es obligada por la guerrilla hacer y deshacer, donde la ley la pone el más fuerte y la sangre la pone el más débil. Los días pasan y no hay negociación, ni pacto electoral que termine con la guerrilla. Los clanes latinoamericanos, el negocio de la droga gana terreno, mientras que la sobrevivencia se complica cada día.

“Entre el patíbulo y una muerte gloriosa no hay elección; entre la libertad y la esclavitud, no hay medio; o hacemos todos, por la defensa de Colombia, cuantos sacrificios exija su saludpolítica o resolvámonos a morir en la ignominia, cargados de las maldiciones de nuestra posteridad y de la del mundo filósofo". Francisco de Paula Santander

Por Luis Musano

Redacción

Medio de comunicación | La política de América Latina en tus manos.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.