Regionales en Venezuela: la pugna por Miranda

EnContexto nov. 21, 2021

Ocariz y Uzcátegui protagonizaron una de las batallas más importantes en los últimos meses, discutiendo abiertamente sobre un supuesto acuerdo para unir sus candidaturas, para la cual ambos se anunciaban elegidos. Esto les costó un espacio en el tarjetón

Luego de una pugna con David Uzcátegui, candidato por la nueva Fuerza Vecinal, Carlos Ocariz declinó oficialmente su postulación a la Gobernación del estado Miranda por la Plataforma Unitaria (Mesa de la Unidad Democrática - MUD), apelando “al bienestar de los mirandinos” y que ninguna aspiración personal puede estar por encima del bien común.

Ocariz, exalcalde del Municipio Sucre del estado Miranda y uno de los políticos más importantes de Primero Justicia (PJ), había logrado la candidatura de la Mesa de la Unidad Democrática en Miranda para estas elecciones, pero sus aspiraciones fueron desafiadas públicamente por Uzcátegui, quien se afirmaba la mayoría en intención de votos según encuestas. Si ambas fuerzas no lograban un consenso para unir las candidaturas, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) podía hacerse, nuevamente, con el poder en el segundo estado con más electores en todo el país.

"Por amor a Miranda quiero informar que en coherencia con mi lucha he decidido poner a la orden de la Unidad mi candidatura", dijo Ocariz en una rueda de prensa el 11 de noviembre.

A partir de ese momento se desencadenaron eventos importantes en las oficinas del Poder Electoral. No se permitió que la candidatura de Ocariz -en la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) - fuera sustituida por la de Uzcátegui.

Esto derivó en una guerra entre el partido PJ y la administración actual del Consejo Nacional Electoral: Ocariz aseguraba que se respetaron los tiempos y que, ante cualquier eventualidad, el CNE debería estar preparado para adaptar el tarjetón electoral y resolver problema, tomando en cuenta que su declinación se llevó a cabo 10 días de la fecha pautada para las votaciones.

El ente rector enfatizó que la renuncia a la candidatura llegó fuera de los lapsos establecidos y es en ese sentido que se centra el problema principal de la oposición en este estado. Al configurarse este escenario, todos los votos que sean emitidos a través de la tarjeta de la MUD serán anulados, así lo afirman los voceros del CNE.

Eugenio Martínez, periodista especializado en la fuente electoral, aseguró en su cuenta de Twitter que la renuncia de Carlos Ocariz se hizo de manera oportuna y quien incumple los lapsos de notificación al CNE fue el partido de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Candidato a la gobernación del estado Miranda por Fuerza Vecinal, David Uzcátegui

Carlos Ocariz y David Uzcátegui protagonizaron una de las batallas más importantes en los últimos meses, discutiendo abiertamente sobre un supuesto acuerdo para unir sus candidaturas, para la cual ambos se anunciaban elegidos elegidos. Esto les costó un espacio en el tarjetón.

La pugna en miranda, comenzando por los dos candidatos, va más allá. Es también una victoria rotunda del partido Fuerza Vecinal que comienza a tomar espacios y que empieza a dejar relegado a maquinarias electorales importantes, como lo son Primero Justicia y, en definitiva, la MUD.


El elector que decida votar por la oposición para el cargo de Gobernador del estado Miranda, no podrá hacerlo a través de la tarjeta de la MUD, deberá hacerlo por la tarjeta de Fuerza Vecinal, ubicada a la derecha de la pantalla de la máquina de votación.


Esto deja en evidencia un complejo y repetido escenario que continúa viviendo la política venezolana desde hace mucho tiempo. Los intereses personales y las pugnas internas sobrepasan los límites y ya se dejan ver a lo largo del país, y esto no es más que la continuación de una crisis política que data desde hace ya varios años por tratar de representar una verdadera fuerza de cambio en unas futuras e ilusorias elecciones presidenciales.

Estos episodios de la oposición se han repetido en varios lugares del país, en algunos casos más violentos que otros. Escándalos como el candidato a Gobernación del estado Bolívar, Américo de Grazia, quien fue abofeteado por otro candidato, Raúl Yusef, frente a la misión de acompañamiento electoral europea.

De Grazia afirmó a que todo se debía a un escenario de provocación y que ellos no iban a caer. La representante de la misión, Isabel Santos, restó importancia al evento alegando que, en un ambiente donde la política es tan polarizada, este tipo de situaciones suelen presentarse.

Es importante entender lo que representa esta elección para el régimen de Maduro, y el hecho de que la oposición decidiera formar parte de la misma. Durante los últimos años, la dirigencia política del país se ha mantenido en un dilema eterno sobre el voto como herramienta de cambio, pero hay una parte de la sociedad que no apuesta por esta salida porque no cree que el sistema garantice respeto a la voluntad de la mayoría.

La repetida desmoralización del votante, la falta de condiciones y las reiteradas negociaciones ocultas, generaron este panorama, que no es muy alentador en un corto plazo. Sin embargo, la oposición intenta levantar las banderas caídas centrando sus mensajes en que con estos espacios se podrá buscar una salida negociada a la crisis que se posiciona como protagonista.

Como ya lo hemos visto antes, la oposición está intentando una estrategia que, de acuerdo al resultado de este domingo, se centra en reagrupar a las fuerzas para definir el próximo paso. Esto ya lo ha dicho el dos veces candidato presidencial y exgobernador de Miranda, Henrique Capriles, quien podría liderar -nuevamente- un movimiento que busque impulsar el Referéndum Revocatorio contra Nicolás Maduro el año que viene.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.