A 10 años del rescate de los mineros: “Estamos bien los 33”

Históricos ago. 13, 2020

El 5 agosto de 2010 se produjo el derrumbe del yacimiento, en la comuna de Caldera, San José, que dejaría a los “33 mineros” chilenos bajo tierra por casi 70 días

Al igual que otros hitos de la humanidad, hace 10 años se desataba una de las historias de supervivencia que conmovió al mundo. Tras 69 días, 33 mineros estuvieron a 720 metros de profundidad.

Era pasado el mediodía cuando el viejo yacimiento de San José, explotado por la compañía San Esteban Primera S.A, en el norte de Chile, cedió. El embudo cerró y todo se oscureció. 33 hombres, de entre 19 a 63 años, se transformaron en prisioneros.

Los primeros 17 días se destinaron a encontrar con vida a los hombres y luego comenzaron a pensarse los operativos de rescate, concluyendo 52 días después. En este lapso de tiempo, los mineros fueron alimentados y monitoreados a través de la perforación inicial, lugar por donde además se comunicaban con los familiares.

Luego de interrumpidas perforaciones, el 13 de octubre pasada la medianoche, logró salir el primer miniero, seguido por sus compañeros. Para el rescate se utilizó asesoramiento de la NASA creando una cápsula de hierro de 51cm de ancho: "Fenix 2". Los mineros fueron recibidos por el mundo como héroes por su supervivencia y resistencia.

El rescate, hasta la fecha, es el mayor y más exitoso rescate en materia de minería en el plano internacional, siendo uno de los eventos con mayor cobertura alrededor del mundo.

Hoy en día, los "héroes", como eran conocidos en aquel momento, se siente olvidados y abandonados por el Estado. Algunos sobreviven gracias a una pensión estatal de la mitad del sueldo que recibían antes en el yacimiento. La investigación penal fue cerrada en 2013 sin imputaciones.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.