Otra negociación en Venezuela

EnContexto may. 15, 2021

Guaidó no ha podido hacer cesar la usurpación de Maduro, y Maduro continúa ejerciendo el poder de facto sin el reconocimiento de países importantes; Guaidó plantea una negociación con "incentivos" a cambio de elecciones generales transparentes. ¿Cambiará algo?

En ese ir y venir de los últimos 20 años en Venezuela, se han dado aproximadamente 15 diálogos entre el régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro con la oposición venezolana. Recordemos el famoso diálogo del 2002 del paro petrolero, el cual no trajo los mejores resultados para la oposición, pero ¿por qué estos resultados? Sin duda, la falta de planificación política y la falta de un proyecto país, ha llevado a la oposición a no capitalizar apoyo sólido y al régimen en el poder a salir aún más fortalecido, porque gana tiempo y “legitimidad ante la opinión pública”.

Durante la dictadura de Maduro, cada dos años ha existido una mesa de negociación, dialogo o “acuerdos nacionales” con representantes de algunas de las fracciones de oposición.

El giro de Guaidó

En el 2019, cuando el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, asumió la Presidencia encargada de la República tras declararse a Nicolás Maduro como usurpador del cargo, Venezuela gritaba unísona: Cese de la usurpación; Gobierno de transición; y Elecciones Libres".

La consiga se enfocaba en el norte que desde su interinato y desde hacía un par de años años atrás iba tomando fuerzas: No hay manera de dialogar con quienes violan los Derechos Humanos de los ciudadanos en el país.                                                   Así, el nuevo abanderado de la oposición, tomó partido y buscó aglutinar el rechazo, cada vez más absoluto en la población, contra Maduro.                La estrategia fue inédita. Venezuela, hasta la llegada de Guaidó, no contaba con un Presidente Interino, reconocido como tal. Un paso que abrió las puertas a una verdadera movida estratégica que cobró sentido en la Comunidad Internacional.    

Guaidó inició una gira internacional en la que se acercó a los Jefes de Estado de diferentes países aliados para explicar la repercusión del plan en un país donde la crisis humanitaria, social y económica se agudizaba.

La Unión Europea, países de América Latina, y ahora Joe Biden, presidente de Estados Unidos, reconocieron su envestidura. Sin embargo, no dejaron de hablar de la necesidad de un acuerdo básico de dialogo interno en Venezuela.         ‌

Luego de tener el reconocimiento de más de 90 países y un retroceso en la presión interna contra Maduro producto de la pandemia del covid-19, Guaidó plantea el denominado “Acuerdo de Salvación Nacional”, con la participación de la dictadura que aún se planta en el poder y la comunidad internacional que observa. El presidente de la encuestadora DatinCorp, Jesús Seguías, opina que a la oposición de Venezuela no le queda otro camino que negociar con Maduro, aunque no todos estén de acuerdo.

"Creo que la gran mayoría de las fuerzas opositoras van a entender la profundidad del planteamiento de Guaido”, apuntó el analista, quien considera que tanto a Guaidó como a Maduro les corresponde buscar la unidad nacional y ambos han entendido que hay que hacerlo.

Aunque se mantiene positivo, Seguías destaca que la unidad de la oposición es el desafío más grande para lograr una solución a la crisis política ya que "la mayoría de las decisiones que son determinantes dependen de la oposición y no del gobierno".

"Tener un candidato único, tarjeta unitaria, una buena campaña electoral y buenos defensores del voto no depende del gobierno sino de la oposición. Así que el gran dilema es opositor”, dice.

Para Seguías, esta oportunidad es diferente pues "Nicolás Maduro entendió la necesidad de entrar en el proceso de negociación y él sabe que en esta oportunidad no va a pasar lo mismo que pasó en República Dominicana ni en Barbados, en donde pudieron hacer lo que quisieron en una mesa de negociación”.

Ahora "las condiciones son distintas, el país está en una situación muy precaria, el tema de la pandemia está agravando más las cosas, la crisis económica es insostenible", explica el experto. "Definitivamente las sanciones contra Venezuela y el gobierno en particular hay que liberarlas y la única manera es negociando acuerdos donde se hagan concesiones mutuas”.

‌                 ‌

Lea también: Guaidó propone "Acuerdo de Salvación Nacional" para lograr elecciones libres en Venezuela

‌                 ‌

Un diálogo con condiciones que podría llevar al levantamiento de las sanciones económicas internacionales

En un mensaje difundido a través de sus redes sociales el martes 11 de mayo, el líder opositor Juan Guaidó abrió las puertas al diálogo con Nicolás Maduro para ayudar a Venezuela a salir de la que calificó como “la peor crisis de toda su historia” y alcanzar “un acuerdo para salvar” al país.

En ese sentido, Guaidó apeló a “ofrecer incentivos al régimen” para que acceda a las peticiones opositoras, incluyendo “el levantamiento progresivo de sanciones” económicas internacionales.

Este punto estaría supeditado a una serie de condiciones, que incluyen la elaboración de un cronograma de elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales y municipales “libres y justas” con observadores internacionales y garantías democráticas, así como la liberación de presos políticos, la entrada de ayuda humanitaria internacional y de vacunas contra el covid-19.

En una rueda de prensa celebrada este miércoles, Guaidó no descartó a Noruega como un mediador en las negociaciones y señaló que enviados de ese país ya han visitado Venezuela este año en dos ocasiones

Por su parte, Freddy Guevara, integrante del equipo opositor -del mismo partido de Guaidó- sostuvo que el proceso para negociar “ya ha comenzado” y anticipó que habrá “muchas reuniones” hasta lograr instalar la mesa de conversaciones. Para ello, aseguró, que las partes deberán acordar una agenda, quiénes formarán los equipos de negociación y cuáles serán las reglas básicas.

Noruega participó como mediador en las negociaciones entre delegados de Maduro y Guaidó en Oslo y Barbados, entre mayo y agosto de 2019, diálogos que colapsaron luego de que los representantes de la dictadura madurista se retiraran en rechazo al endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos contra el vital sector petrolero de Venezuela.

Consultado por la agencia Reuters, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país nórdico sólo remitió a una declaración publicada en su página web en la que sostiene que “Noruega permanece en contacto con los actores políticos y sociales de Venezuela de manera regular”.

El Ministro de la Defensa de Maduro

Por su parte el ministro de la Defensa de Maduro, general en Jefe Vladimir Padrino López, delante  de un blindado en la sede de la 41 Brigada Blindada del estado Carabobo, realizó un llamado a la comunidad internacional para que:

“Vengan desde el mundo entero a observar los procesos de diálogo en Venezuela y el cese del bloqueo y las sanciones contra el país. Todos queremos vivir en un país donde haya oportunidades de desarrollo, no solamente personal, sino también colectivo” luego de recalcar que los revolucionarios están “aferrados a la causa de Venezuela".

Por su parte, Delcy Rodríguez declaró:

“El diálogo siempre debe estar presente como único mecanismo de entendimiento desde la diferencia. Ahora, yo escucho al pueblo de Venezuela también, lo que opina. El pueblo de Venezuela ha pedido justicia para los extremistas, el pueblo ha pedido justicia para quienes han pretendido entregar nuestro territorio Esequibo; a quienes han pactado con grupos de narcotraficantes para dar libertad de actuación en el territorio, a quienes se han robado el patrimonio de nuestro país, a quienes han secuestrado el oro de Venezuela. El pueblo venezolano ha estado indignado. Pero la responsabilidad del Presidente al frente de la conducción del país es mantener la tranquilidad, la paz y ha sido el papel que ha jugado el diálogo en distintos momentos”.
“Juan Guaido es un proyecto fracasado de Donald Trump en Venezuela. Tuvo el apoyo de todos los imperios, se sumaron voces desde la Unión Europea. Fracasaron en Venezuela y ahorita tienen que ver cómo recogen esos vidrios”.

La Asamblea de Maduro también se pronunció:

El presidente de la no reconocida Asamblea Nacional de Venezuela (AN), el chavista Jorge Rodríguez, mostró este jueves su apoyo a dialogar con la oposición, tal y como ha propuesto el político Juan Guaidó, pero "sin amnesia".

Al tomar la palabra en la sesión ordinaria de la AN, Rodríguez, que también preside una comisión parlamentaria que busca negociar -por instrucciones del presidente Nicolás Maduro- con todos los sectores sociales, mandó su mensaje a "quienes hoy están pidiendo diálogos y negociaciones" y a ellos les dijo: "Diálogo sí, pero sin amnesia".

Por su parte, el dictador venezolano afirmó que:

"El primer punto de todos los que vamos a llevar es que esa oposición extremista renuncie al camino del golpismo y del intervencionismo, de llamar a invasiones contra el país y reconozca la Constitución y los poderes legítimos del país".
Como segundo tema, planteó que los integrantes de este sector opositor "rindan cuenta de todos los recursos que han entregado al Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) para conspirar, y que regresen todas las cuentas bancarias, la empresa Citgo y Monómeros, a manos de las instituciones del Estado venezolano".

Maduro ratificó su disposición al diálogo con todos los sectores del país, sea en Venezuela o en otra nación. "¿Quieren hablar? Yo quiero hablar. Que venga la Unión Europea, el Gobierno de EE.UU., el de Noruega, el Grupo de Contacto; que venga el que quiera venir".

Asimismo, recordó que producto de los diálogos realizados con los demás representantes de la oposición venezolana, quienes se sumaron con anterioridad al llamado de Maduro, se logró el nombramiento de una nueva directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Con la inmensa mayoría de los sectores opositores se ha llegado a un buen acuerdo y se ha nombrado en la Asamblea Nacional de Venezuela al CNE, en un buen acuerdo político bien conversado y satisfactorio para todo el país", afirmó.

Maduro celebró que el Poder Electoral -señalado de continuar bajo la tutela desu régimen- haya convocado para el próximo 21 de noviembre los comicios conjuntos de gobernadores, alcaldes, representantes a los Consejos Legislativos y Concejos Municipales. "Vamos en Venezuela a las mega elecciones", instó.

¿Y el ciudadano qué clama?

En los últimos años, los más afectados por esta crisis política -que toca lo económico y lo social, han sido los venezolanos, ese ciudadano que día a día baja del barrio a buscar la leche para el niño; el pan para la casa; el que, con remesas, se ha medio podido mantener porque el salario mínimo continúa por debajo de los 3$, donde el costo de la vida, la inflación y el desempleo son los protagonistas.

La crisis ha generado la migración más grande en toda la historia, superando incluso, al éxodo masivo que tuvo Siria en el marco de su guerra civil, donde la clase política ha sido las menos afectadas.

Los políticos hablan de otra negociación, no sabemos cuál será el resultado de ella o si cambiará algo, sólo se espera -y con ansias- que el rumbo de la historia corrija los desmanes que han hecho determinados grupos en Venezuela, donde se han llenado los bolsillos y se han olvidado del ciudadano, que es el que realmente se ve afectado por las políticas de un régimen político que secuestró el poder y pretende mantenerlo sin ningún límite y a toda costa.

Mientras se comienza a hablar de elecciones regionales sin garantías mínimas, en las fronteras, la guerrilla denominada disidentes de las FARC ejecuta ataques contra las Fuerzas Armadas venezolanas –hoy leales a Maduro-, las cuales han sido superadas en una guerra “asimétrica”, demostrando que no están capacitadas para hacer frente.

Los militares de base mantienen un salario que promedia los 20$, por defender la “soberanía de Venezuela”. Se confirmó que la guerrilla colombiana mantiene secuestrados a 8 militares venezolanos, a los que calificó como “prisioneros de guerra”.

‌                                                                                           ‌

“La libertad es el único objetivo digno del sacrificio de la vida de los hombres”, Simón Bolívar.

Por Luis Musano

Redacción

Medio de comunicación | La política de América Latina en tus manos.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.