Por una nueva mayoría

EnContexto sep. 20, 2020

La presidente interino de Bolivia, Jeanine Añez, sorprendió al país al anunciar el retiro de su candidatura a las elecciones presidenciales, con el fin de evitar la dispersión del voto y que ello se traduzca en el triunfo de Luis Arce, candidato del partido del expresidente Evo Morales

Este jueves 17 de septiembre, la presidente interino de Bolivia, Jeanine Añez, en una maniobra política por garantizar mayor apoyo popular en las candidaturas adversas a la tolda política Movimiento al Socialismo (MAS), anunció su retiro como candidata por Juntos a las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 18 de octubre.

Los adversarios de Evo Morales deben ser meticulosos y llevar adelante una campaña rápida que les permita posicionarse fuerte a poco menos de mes y medio para las elecciones generales. De lo contrario, habrán perdido el espacio político que tanto les costó conquistar a través de los años, por lo que, en definitiva, la decisión de Añez suma positivamente a la situación de la izquierda alternativa boliviana.

"Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia para cuidar la democracia. No es un sacrificio, es un honor, porque lo hago ante el riesgo de dividir el voto democrático entre varios candidatos y, que a consecuencia de esa división, el MAS acabe ganando la elección", dijo Añez en un mensaje transmitido en televisión nacional y redes sociales.

Evitar a toda costa al MAS

Partido político Movimiento al Socialismo (MAS), liderado desde Argentina por el expresidente Evo Morales

La renuncia de Evo Morales en el año 2019 generó reacciones importantes dentro y fuera de Bolivia. No se podía esperar menos: Morales ostentaba el cargo de presidente desde el año 2006, siendo particularmente conocido por sus intentos de perpetuarse en el poder tal como lo hiciese su amigo y homónimo, Hugo Chávez, presidente de Venezuela.

Luego de que Jeanine Añez asumiese la presidencia interina, ha habido una creciente preocupación de que Evo Morales retorne al poder a través de los candidatos que postuló su partido político, aún estando en calidad de refugiado político en países como México y, posteriormente, Argentina.

Así lo ha confirmado el mismo ex mandatario a través de una llamada telefónica en un evento político organizado por el MAS:

"Estoy seguro, hermanas y hermanos, que no me van a abandonar. Ganamos las elecciones, al día siguiente estoy entrando por Yacuiba a Bolivia, retornando", dijo.

Ante esta posibilidad, los otros factores de poder en Bolivia han reconocido que, de manera dividida, no podrán hacer frente a la maquinaria política del partido de Morales, que aglutina aproximadamente el 30% de intención de votos según las últimas encuestas.

View this post on Instagram

#ENCUESTA 📊 ✓ . Según las últimas #encuestas publicadas por CIES-MORI en #Bolivia 🇧🇴, el candidato del expresidente @evomoralesayma, Luis Arce, ganaría con el 26% de los votos, pero perdería la segunda vuelta electoral contra @carlosdmesag. . Luis Arce (MAS) ganaría sin dificultad la primera vuelta, pero -sin alcanzar el umbral exigido por las leyes- deberá enfrentarse a Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) en balotaje, quien, es probable, sume el apoyo de los otros candidatos. Las leyes que rigen la materia electoral en Bolivia indican que: si ningún candidato a Presidente obtiene el 50% de los votos válidos 🗳️ -o el 40% con una diferencia del 10% o más respecto al segundo lugar- se debe realizar una segunda vuelta entre las dos primeras opciones más votadas. Leer más en nuestra página web 🌐: www.enpolitica.info (link en la bio). . #EnPolitica #Encuesta #Noticias #Elecciones #LaPaz #SantaCruz #Cochabamba 🔵⚫

A post shared by enpolitica (@enpolitica) on

Unificación

Añez y Mesa

La Presidente interino se ubicaba tercera en las últimas encuestas publicadas en el país, con el 10% de apoyo. Como favorito, con el 26%, el economista Luis Arce Catacora, exministro y aliado de Morales. Por su parte, en segundo lugar, se ubica al expresidente y candidato por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa. Es por ello que, en un intento por agrupar todo el voto adversario a los candidatos del MAS, Áñez renunció a su candidatura.

"No es un sacrificio, es un honor"

Ante esta decisión -alentadora para los adversarios de Evo Morales- Carlos Mesa se pronunció y, en un mensaje publicado en sus redes sociales destacó que la misma representa una contribución a la democracia y reafirmó la estrategia de "cerrarle el paso" al MAS.


¿Será suficiente la unificación para evitar el regreso de Evo y el MAS?

Evo Morales

El populismo es una de las herramientas más grandes con las que ha contado el líder político Morales para permanecer en el poder tanto tiempo. Si bien es cierto que ha cometido errores en su gestión presidencial, su trayectoria de gobernabilidad también ha tenido virtudes, sobretodo en el ámbito económico.

A pesar de que las protestas en contra de las irregularidades verificadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones del año pasado, y las "recomendaciones" del ejercito boliviano de apartarse del poder fueron determinantes para que se produjera la renuncia de Morales, parece que sigue habiendo un porcentaje del electorado afín a sus ideales que se aferra en reintegrar, nuevamente, su legado en el país.

Más allá de lo que representa Evo Morales para la izquierda en Bolivia y en el continente, una nueva mayoría se impone, la cual parece no ser suficiente para elegir al próximo Presidente en primera vuelta, pero sí para desplazar al MAS en segunda vuelta y concluir una transición que ha atravesado protestas, denuncias de corrupción y una emergencia sanitaria sin precedentes (Covid-19).

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.