¿Qué puede hacer Biden por Venezuela?

EnContexto ene. 24, 2021

¿Revisión de Sanciones? ¿Apoyo irrestricto a Guaidó? ¿Mesa de negociación o diálogos? ¿Intervención humanitaria o militar? Son grandes interrogantes las que se hacen los venezolanos hoy con el cambio de administración en la Casa Blanca

la población venezolana vivió las elecciones norteamericanas con gran pasión. Unos por Trump, otros por Biden, en los debates. Las redes sociales colapsaban de comentarios a favor de ambos candidatos, pero ahora que ganó Biden, ¿qué podría suceder?

Joe Biden, desde el primer momento, ha reconocido y apoyado a Juan Guaidó, y, se reafirma con la invitación al embajador de Venezuela en los EEUU, Carlos Vecchio, a la investidura de Biden. Recordemos que en la visita de Guaidó a los EEUU, fue aplaudido de pie unánimemente por todo el Congreso de los Estados Unidos, esto nos deja un panorama de apoyo bipartidista en la política norteamericana hacia el caso venezolano. Ahora bien, Biden no reconoce la Asamblea Nacional que se instaló el pasado 5 de enero, se espera que revise las sanciones y que vuelva comercializar crudo con Venezuela, ya que él mismo manifestó en una oportunidad que las sanciones no eran lo más idóneo y que el expresidente Donald Trump había fracasado en el caso venezolano.

Recordemos las famosas “intervenciones militares”, “ingreso de ayuda humanitaria a través de Marines Norteamericanos” y pare usted de contar cuántas historias se crearon en la población venezolana con el Gobierno de Trump. El actual gobernante de la Casa Blanca manifestó en el 2020 que hay diversas maneras de presionar y lograr unas elecciones libres, donde se pueda lograr una transición pacífica a la democracia.

Cabe acotar que el nuevo presidente de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes es Gregory Meeks, quien fue parte del equipo fundador del Grupo de Boston, que fue creado luego de los sucesos del 11 de abril de 2002, grupo creado con legisladores venezolanos y norteamericanos para lograr una salida pacífica a la crisis que en ese momento se encontraba Venezuela. Se espera que Meeks sea el puente con la administración Biden para establecer un contacto con el régimen de Maduro, para así lograr acuerdos para un proceso de elecciones libres, transparentes y democráticas.

Maduro

Foto: Manaure Quinteros / REUTERS

Por parte del régimen de Nicolás Maduro, hemos observado declaraciones oficiales con propuestas a la nueva administración norteamericana para que elimine las sanciones y haya mesas de negociación. Han planteado hasta liberación de algunos presos políticos para captar la atención de Washington, pero aún no se ha obtenido una respuesta oficial de la Casa Blanca.

Guaidó

Foto: Brendan Smialowski / AFP

Por parte de Juan Guaidó y su equipo, se espera que aumenten las sanciones. No sabremos aún si contará con el apoyo irrestricto como lo tuvo con Trump y, desde la Asamblea Nacional de Maduro, solicitaron a los órganos judiciales venezolanos que los miembros de la antigua Asamblea Nacional sean procesados por traición a la patria.

Recordemos que la antigua administración declaró en diversas oportunidades que evitaran enjuiciar o encarcelar a Juan Guaidó porque tendría una respuesta inmediata por parte de los Estados Unidos. ¿Cuál será la nueva reacción de Washington ante dichas amenazas al líder de la oposición venezolana? La desconocemos, por lo que debemos esperar unos días para saber cómo se desarrolla su política exterior, o si la misma hará un giro con el caso venezolano. Antes de despedirse de la Casa Blanca, Donald Trump firmó un decreto donde se prohíbe deportar a los venezolanos durante 18 meses, una medida que beneficia a los venezolanos en territorio norteamericano y donde el nuevo jerarca ha manifestado su intención de firmar una ley de protección a los venezolanos, y que ahora cobra más fuerza ya que cuenta con la mayoría en ambas cámaras por el voto de la vicepresidenta Harris.

No podemos pasar por desapercibo el equipo de Gobierno de Biden, que estará integrado por el Secretario de Estado Antony Blinken, la subsecretaria de Asuntos Políticos, Victoria Nuland, la directora de la conocida USAID, Samantha Power -de donde proviene gran parte de la ayuda norteamérica a Venezuela- el secretario de la CIA, Williams Burns, y el mismo Austin, que viene de una trayectoria en la contratista militar Raytheon, una de las contratistas que apoyó acciones armadas abiertas o encubiertas en Irak, Yemen, Libia, Siria, Ucrania y que tienen sedes en diversos Países Árabes, europeos y asiáticos.

¿Qué sucederá en Venezuela con la nueva  administración en Washington? Lo veremos en los próximos días y meses…

Por Luis Enrique Musano

Redacción

Medio de comunicación | La política de América Latina en tus manos.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.