Alex Saab: el testaferro de Maduro solicitado por EEUU capturado en Cabo Verde

Venezuela jun. 13, 2020

Las acusaciones revelan que Saab usó una red de compañías fantasmas en países como Panamá, Colombia, México, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Hong Kong con el objetivo de ocultar las ganancias ilícitas de los cuantiosos contratos de importación de alimentos

Para conocer quién es Alex Saab, hay que remontarse al año 2011 cuando el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el entonces mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, tuvieron una histórica reunión de la que afloró, no sólo el inicio del acuerdo de paz de la guerrilla, sino también un esquema de corrupción del que hoy, el régimen de Nicolás Maduro, es protagonista.

Del encuentro entre ambos mandatarios, se logró un acuerdo de inversión social. Ahí, el colombiano Alex Saab Morán, empresario, de Barranquilla (con nexos con la izquierdista Piedad Córdoba) se valió para construir alianzas con el Gobierno de Caracas hasta el punto de haber sido capturado este viernes 12 de junio en Cabo Verde, África, por agentes de Estados Unidos, mientras viajaba en avión privado de Caracas a Teherán, capital de Irán.

El hombre de 48 años era solicitado por la Interpol, por los delitos de conspiración, lavado de activos y enriquecimiento ilícito en nueve países.

Testaferro de Maduro

Además, EEUU acusa a Saab de servir de testaferro de Maduro en lo que sería una gran red de narcotráfico, lavado de dólares y adjudicación fraudulenta de millonarios contratos oficiales.

En el año 2011, Saab fue presentado como el representante legal del Fondo Global de Construcciones, una empresa colombiana. Así, Saab quedó encargado de importar desde Ecuador y Colombia materiales prefabricados para la Gran Misión Vivienda, el proyecto bandera de Hugo Chávez para adjudicar viviendas a los menos favorecidos del país.

Según datos de las autoridades de EEUU  las viviendas a cargo de Saab no se construyeron y, si lo hicieron, fue con sobrecostos.

El portal web venezolano Armando.info, reveló que Saab recibió $159 millones del gobierno venezolano para importar materiales de vivienda entre 2012 y 2013. Sin embargo, sólo concretó productos por el equivalente de USD$ 3 millones. Al momento de difundirse esta discrepancia en un reportaje, los periodistas venezolanos debieron exiliarse.

En el año 2018, otras investigaciones periodísticas indicaron que tanto Saab como el empresario colombiano, Álvaro Enrique Pulido Vargas, se habían beneficiado de contratos millonarios con el régimen de Maduro en el proyecto  Comite Local de Abastecimiento y Producción con el que se pretende abastecer a los venezolanos vendiendo a un costo ínfimo algunos alimentos de la canasta básica.

Para el año 2019, el Departamento de Justicia de EEUU presentó cargos contra Saab y Pulido, a los que acusa de haber lavado hasta USD$ 350 millones que supuestamente defraudaron a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Las acusaciones también revelan que Saab usó una red de compañías fantasmas en países como Panamá, Colombia, México, Emiratos Árabes Unidos, Turquía y Hong Kong con el objetivo de ocultar las ganancias ilícitas de los cuantiosos contratos para importación de alimentos.

Redacción

Medio de comunicación | La política de América Latina en tus manos.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.